PASTEL de BRÉCOL con bechamel de espinacas



Hoy os traigo una receta "viejuna" pero que me encanta. Como estamos que reventamos con los carnavales, tan pegados a las navidades por detrás y a la semana santa por delante, hay que darle un descanso al cuerpo, porque sino, yo ya voy a echarme a rodar y no paro hasta el cuerno de África :-(

Aunque no es una receta de dieta, es bastante ligera, pero si vuestros cuerpos os lo permiten podéis "enriquecerla" a vuestro gusto, añadiendo por ejemplo unos tacos de panceta frita bien crujientes o un poco de bacalao desalado que le queda muy bien.
 
Ingredientes: 
  • 1 brécol
  • medio manojo de espinacas frescas
  • medio litro de leche entera (mitad para la crema y mitad para la bechamel)
  • 4 huevos
  • unos 50 gr. de queso parmesano rallado
  • sal y pimienta
  • 25 gr. de aceite de oliva virgen o mantequilla
  • 25 gr. de harina
Estas medidas son para un pastel pequeño, para unas 4 personas. He usado un molde rectangular de 10x23 cm.

Se puede sustituir parte de la leche del pastel por nata y utilizar el queso que más os guste.

Elaboración:

Preparamos el molde poniendo un poco de papel de horno en el fondo y untándolo con un poco de aceite por todo el interior. 

Lo primero es escaldar las verduras. Tendremos preparados dos recipientes con agua bien fría con hielo. Yo lo hago en la misma olla.

- Ponemos a hervir abundante agua con sal y cuando rompa el hervor añadimos el brécol (cortadas las ramitas en trozos regulares). Tras 5 minutos lo sacamos con una espumadera al cuenco con hielo para romper el hervor y que se conserve verde.

Aprovechamos el agua hierviendo y escaldamos en ella las espinacas durante 1 minuto. Las sacamos también con la espumadera al otro recipiente de agua helada.

- Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo, y con aire si vuestro horno tiene esa opción.

-  Acomodamos el brécol en el molde elegido y preparamos la crema.

- En un bol batimos los huevos, añadimos 1 vaso de leche entera (250 ml), salpimentamos al gusto y rallamos unos 50 gr. de queso parmesano. Mezclamos bien y vertemos en el molde sobre el brécol, tratando de que cubra toda la verdura. Si es necesario rompemos alguna ramita para hundirla en la crema.

Dadle un poco de alegría con la sal y la pimienta porque sino puede quedaros un pastel algo "dulce". Probad siempre antes la crema.

- Tapamos el molde con papel de aluminio y lo metemos al horno dentro de otra bandeja con agua para hacerlo al baño de maría. Esto hará que el pastel quede más jugoso y no se seque.

- Lo cocemos hasta que esté cuajado (pinchando el pastel con una brocheta o cuchillo debe salir seco). Al hacerlo al baño de maría la cocción es más lenta. En mi horno fueron 55 minutos.

- Cuando esté cocido lo sacamos del horno y dejamos atemperar antes de desmoldar. Mientras tanto preparamos la bechamel.

-  Picamos bien finas las espinacas (a mano, con picadora o incluso podemos triturarlas con la batidora)

- Tendremos 250 ml. de leche caliente (podéis calentarla en el microondas)

- Ponemos en un cazo 25 gr. de aceite de oliva virgen (o mantequilla) y rehogamos bien los 25 gr. de harina a temperatura media hasta que burbujee.

- Añadimos la leche caliente sin dejar de remover. Cocemos durante unos 5 o 10 minutos removiendo continuamente para que no se pegue.

- Salpimentamos y añadimos las espinacas picadas mezclando todo bien.

- Desmoldamos el pastel y vertemos la bechamel por encima.



También podéis hacer esta receta con coliflor, queda muy rica. Resulta un pastel ligero y delicioso, siempre que os gusten estas verduras claro. Además, tiene un corte precioso.





 ¡ Espero que os guste !





2 comentarios:

Pamela Palma dijo...

Viejuna será, pero yo no la he hecho nunca Loly, con lo que me gusta el brócoli, lo mismo la coliflor,así que yo feliz con tu receta, me la llevo ahora mismo! Beso

Maca Candal dijo...

Hola Loly
Menuda pinta tiene ese pastel. Es ver las fotos y se me hace la boca agua... Con tu permiso me llevo un trocito ;)
Un beso muy grande