CREMA de APIONABO



Hoy os traigo un ingrediente que nunca había cocinado antes. Es un vegetal que apenas se cultiva en España, pero hoy podemos encontrarlo en algunos mercados como tantos otros productos importados.

Es conocido también como raíz de apio, se trata precisamente de eso, de la raíz del apio, anque creo que no el mismo apio que consumimos aquí.

Tiene una carne dura y compacta, blanca amarillenta y un delicado sabor a apio, más suave que el de el apio en rama, aromático y delicioso.

En puré acompaña muy bien carnes y pescados y me han dicho que rallado en ensaladas o en vinagreta con mostaza está también exquisito. Yo lo he probado en crudo y me ha resultado un agradable sabor. También he leído que en sopas y guisos queda muy bien.

Este es su feo aspecto exterior jajaja:


 
 Y este su sabroso y delicado interior:


Yo lo he asado para que no soltara mucho líquido porque aún no tenía muy claro lo que iba a hacer pero para una crema podéis cocerlo perfectamente con un poco de agua y añadir patatas, puerros o las verduras que queráis.

Tiene poquísimas calorías (18 kcal por 100 gr. de producto fresco) por lo que resulta ideal para las dietas. Sólo asado y triturado con un podo de sal y pimienta ya está exquisito, ideal para sustituir por el puré de patata.

Yo he empezado por esta crema para probarlo pero pienso experimentar en más recetas porque me ha encantado.

Ingredientes:
  • 1 apionabo
  • sal ahumada (o sal normal)
  • leche entera
  • sal y pimienta 
  • 100 gr. de mantequilla
  • una yema de huevo
 Lo he acompañado con un poco de hinojo salteado y unas virutas de foie

Elaboración:

-Asamos el apionabo envuelto en papel de aluminio, cortado en 4 trozos grandes y con sal ahumada (o sal normal) hasta que esté tierno, una hora aproximadamente a 200 grados.

Esta vez lo he hecho así porque  quería ver el interior y probarlo crudo pero como es un poco duro para, cortar la próxima vez lo asaré entero. Si prefieres cocerlo, hay que pelarlo, trocearlo y cocerlo con agua y sal hasta que esté tierno.

- Lo sacamos del horno y dejamos reposar un poco envuelto para no quemarnos con el vapor al abrirlo (que es lo que me pasó a mi para variar ...)

- Con una cuchara, extraemos la carne y la trituramos con la batidora.

- En la olla ponemos la mantequilla a derretir, retiramos la espuma que flota con una cuchara y subirnos el fuego hasta dorar la mantequilla, que tenga un color avellana (mantequilla avellana o noisette).

- Vertemos el puré en la olla y removemos toda la crema bien.

- Añadimos leche a nuestro gusto hasta obtener la textura de crema deseada. A mi me gusta un poco espesa y no demasiado triturada. Además cuanta más leche añades menos intensidad de sabor tiene, vosotros id probando.

- Probamos y salpimentamos a nuestro gusto. Calentamos todo y añadimos una yema de huevo removiendo de nuevo hasta integrar todo.


Realmente delicioso. Yo lo he acompañado con un poco de hinojo salteado que me quedaba en la nevera para añadir un toque crujiente y unas virutas de foie que tenía de una comida anterior, pero para este plato solamente, no os compensa comprar el foie, usar la imaginacion. 



 ¡ Espero que os guste !





 

2 comentarios:

lolines dijo...

Pues si que es feo, si, pero el resultado del plato -10-

Maca Candal dijo...

Feo será, pero lo importante es que sea sano y esté rico, y eso parece que es, así que no hay más que pedir ^-^
Un beso guapa y feliz semana