PULPO con PATATAS y CEBOLLA




Holaaaa! ¿Como ha ido ese veranito? Por fin me he decidido a arrancar con el blog tras el descanso estival.

Y lo hago para despedir el verano con uno de mis platos favoritos todo el año, pero en especial en esta época .

La receta está ya por muchos blogs, es el pulpo con cachelos, pero con un añadido que le da un toque excepcional.

Yo, que no soy para nada amiga de la cebolla cruda, me muero por este pulpo con cebolla. Yo no me la como, pero el sabor que le da al pulpo, a las patatas, al aceite, es insuperable.

Quería compartirla con vosotros porque no lo veo mucho por ahí y creo que os encantará. A mi me vuelve loca y creo que los amantes del pulpo no deberíais pasar sin probarla.

Puede que os parezca complicado hacer un buen pulpo, como me pasaba a mi cuando llegué a Galicia, pero os diré que no tiene mayor complicación que la del punto de cocción para conseguir una buena textura, vamos, como con todo. 

Luego, por supuesto, también influye la calidad del pulpo. Yo he comprado uno congelado con el sello de Galicia Calidade y salió muy bien.

Tenéis que buscar el punto ideal de cocción pinchándolo con una brocheta o palillo hasta que esté a vuestro gusto. No cocerlo en exceso ni quedarse corto. Puede que la primera vez no os quede perfecto pero a la segunda o tercera ya lo tendréis.


Vamos a ello!


Ingredientes:

  • 1 pulpo
  • 2 o 3 patatas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimentón dulce y picante al gusto (un buen pimentón)
  • 1 cebolla
  • Sal gorda para el pulpo
  • Agua y sal
Si el pulpo lo compráis fresco, congelarlo 2 o 3 días antes de la preparación. Sacarlo a descongelar en la nevera 24 horas antes. Es necesario para romper los músculos, sino, os quedará imposible de comer.

Elaboración:

Lavar bien el pulpo con agua fría, para eliminar posibles restos, sobre todo de las ventosas.

- Poner al fuego, en una olla grande, abundante agua a hervir. Sin sal, el pulpo se sala ya cocido.

- Cuando rompa a hervir, echamos el pulpo en la olla, lo escaldamos tres veces, metiéndolo y sacándolo de la olla, lo introducimos  y tapamos. Cuando rompa a hervir de nuevo, bajamos un poco el fuego y lo dejamos cociendo tapado. El tiempo estimado es de unos 20 minutos por kilo de pulpo, nunca menos, pero luego tenéis que ir tanteando vosotros a vuestro gusto.

Lo de escaldar el pulpo tres veces, unos dicen que no sirve para nada, otros que así no se pela el pulpo... no sé, a mí me gusta ese ritual, así que, como no me cuesta nada, siempre lo hago.

Otra manía que tengo, es introducirlo al revés, con la cabeza hacia abajo, como veis en la foto. Eso alguien me lo enseñó, no recuerdo cuando ni porqué, pero siempre lo he hecho así.



- Pasado ese tiempo, pinchamos con un palillo o brocheta una de las patas, por su parte más gruesa, pegada a la cabeza. Tiene que entrar bien el palillo, pero estar algo firme. Si no os gusta con ese punto de dureza, dejarlo otros 5 o 10 minutos, pero no os paséis porque sino empezará a pelarse y demasiado cocido tampoco está rico.

Cuando esté listo, apagar el fuego y dejarlo dentro, con la olla tapada mientras seguimos con la receta

- Las patatas, las cortamos en rodajas a lo largo, las salamos y las cocemos en otra olla con agua. Hay a quien le gusta cocerlas en el agua de cocer el pulpo, pero a mi, la verdad, me gustan más aparte, que el pulpo sepa a pulpo y la patata a patata.

- La cebolla la cortamos en rodajas lo más finas posibles, quizás media cebolla sea suficiente, depende de vuestros gustos y de la cantidad de pulpo.

- Escurrimos las patatas y sacamos el pulpo para ir cortando las patas con unas tijeras en rodajas, con cuidado de no quemarnos, usad guantes. No es necesario que esté ardiendo, pero está más bueno antes de que enfríe :-).

La cabeza también la podéis picar, yo no suelo ponerla. Este pulpo era de 1 kilo. Da para comer 2 o 3 personas, depende de el resto del menú.

- Servimos en una fuente, por este orden, las patatas cocidas, el pulpo, sal gorda sobre las rodajas de pulpo, la cebolla en rodajas, pimentón dulce y picante al gusto (mejor con un colador), y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Listo!

Sed generosos con el aceite, porque las patatas lo absorben y es importante que quede salsita en el fondo de la bandeja para untar el pan ;-)


Y no os olvidéis de comprar un pan bien rico para mojar...ñam ñam.



Por último, os cuento una curiosidad que me contó un gran papador de pulpo, Alfonso Díaz, cuando colgué esta foto en las redes el día que hice la receta:


Con esta foto, y para mi sorpresa, me dijo que el pulpo era hembra. ¿Sabéis porque?. Pues bien, la hembra tiene una ventosa desproporcionada, esa más grande que veis en la foto....que también es casualidad sacarla en la foto jajaja.

El macho tiene uno de los tentáculos más corto. Así que ya sabéis, si tenéis un pulpo con una ventosa más grande que el resto... es hembra... de nada :-D


Espero que os guste y os animéis a preparar pulpo en cualquier versión. Aquí se come de mil maneras, a feira, con cachelos, en empanada, en bocadillo, guisado... a disfrutar!!



8 comentarios:

Mª José (mosquis) dijo...

Loly te ha quedado de lujo! tengo que hacerlo así con cebolla en crudo que nunca lo he probado, cuando le pongo cebolla siempre es pochada.

María Sánchez dijo...

Pintaza! Y que ganas de mojar pan!

Rosa Mira dijo...

Hola me gusta tu blog y quería invitarte a formar parte de www.recetapordia.es un directorio de recetas y blogs de cocina, donde sólo tienes que registrar tu blog y aparecerán los enlaces a tus recetas para que te visiten. Un saludo y Gracias.

María dijo...

Loly, bienvenida guapetona, ademas lo haces por la puerta grande je je, con un pedazo de plato de pulpo que se me está cayendo la baba con solo ver las imágenes. Es de mis platos favoritos da igual como se prepare, en empanada, guisado como sea. Con la cebolla le chifla a mi marido, cuando lo preparo ya procuro que sea uno de buen tamaño :) Ya veo que te pusiste la botas.
Un biquiño

KRIS dijo...

Me va a dar un chungo, que me gusta a mí el pulpo, le voy a tener que decir a Martita que cuando vuelva a verme me traiga unos pocos jajaja, porque sii, aquí compro pulpo pero seguro que no tienen nada que ver con los vuestros !!!

No lo he comido nunca así como lo has preparado, normalmente a la brasa (que me encanta), a feira (que me chifla) y en vinagreta (que me gusta pero menos) así que la próxima vez que compre pulpo probaré tu receta

Besotes

Mari Carmen depostres dijo...

¡Que rico!
me encanta el pulpo y en casa es un éxito total, nos gusta a todos y eso de poder ser sexadora de pulpos lo añadiré a mi curriculum jejejeje
Loli, me ecanta tu blog y aunque ya sabes que muchas veces no nos entretenemos en comentar hoy en cambio, me he parado porque me parecia lo menos que podía hacer: voy a publicar, con tu permiso, unas de tus mejores recetas. Para mi fue un enorme descubrimiento y te estare eternamente agradecida.
Ah! que no te he dicho cual es: el dulce de membrillo
Besitos.

Loly Llano dijo...

Gracias guapa !! Tenía que ser esa ...es mi receta mas visitada con muchísima diferencia sobre las demás ! Ya te sigo en las redes . Besos !

Campurriana Campu dijo...

¡A por ella!
He probado el pulpo con cebolla en una taberna de A Coruña. ¿Adivinas dónde?...
;)