PASTEL DE CABRACHO




Iba a incluir esta receta como tradicional asturiana, cuando para mi sorpresa, me encuentro en Internet con que es una receta ideada por Arzak en 1971....

En Asturias, no hay restaurante ni sidrería que se precie que no lo incluya en su carta, cosa que no pasa en A Coruña, por ejemplo, ni en otras muchas ciudades...de ahí mi error....en fin, nunca acaba una de sorprenderse.

Nunca antes lo había preparado creyendo que era muy laborioso...otra sorpresa ver que es realmente sencillo y el resultado exquisito. Es la primera vez que lo hago y me ha salido muy bien, así que no tengáis miedo de probarlo.

Ingredientes:

500 gr. de cabracho limpio y sin espinas
250 gr. de nata líquida
250 gr. de salsa de tomate
8 huevos
sal y pimienta
1 cebolla y 2 zanahorias para cocer el cabracho
mantequilla y pan rallado para forrar el molde

Yo he preparado la mitad de las cantidades para probar y como no he encontrado cabracho lo he elaborado con un pescado similar que se llama escarapota o cabra. También podéis utilizar cualquier pescado blanco pero este es muy sabroso. 

Elaboración:

Lo primero es cocer el cabracho en una olla con la cebolla, la zanahoria y sal (yo lo hice en 3 minutos en la olla rápida).

Cuando esté frío, sacar la carne asegurándonos de que no lleva ninguna espina, y desmenuzarla toda muy bien.

Yo le añadí al pescado un trozo de la cebolla aplastada como puré en la mezcla, pero la receta original no la lleva. A mí me gusta el toque que le da.

Precalentar el horno a 200º. 

Aparte, en un boll, batimos los huevos, sazonamos con sal y pimienta al gusto y añadimos la nata y el tomate mezclando todo bien.

Añadimos el pescado a la mezcla. En este punto, si queréis un pastel más homogeneo, se puede pasar todo junto por la batidora. A mí me gusta más sin pasarlo, que se encuentre el pescado.

Untamos el molde  con mantequilla y lo espolvoreamos con pan rallado. Introducimos la mezcla en el molde y lo ponemos al horno a 200º, al baño de maría (dentro de otra fuente de horno con agua).

Comprobamos el punto de cocción pinchando el pastel con un palo de brocheta o un cuchillo.....ya sabéis, cuando salga seco está hecho, pero no serán al  menos de 50 minutos.

Yo hice la mitad de cantidad, en un molde de aluminio desechable de 14x12x5 cm. y se hizo en 45 minutos.

Cuando esté casi frío, desmoldarlo y presentar con lechuga picada y acompañado de mayonesa y tostas de pan.

......... Como siempre, nada que ver con el pastel de cabracho industrial. Tiene un sabor suave y se aprecia muy bien el pescado.

Se mantiene bien, al menos que yo sepa, 3 días en la nevera, que es lo que nos ha durado el pastel....




4 comentarios:

Lamboadas de Samhaim dijo...

Loly yo tampoco sabía que era de Arzak, porque en mi casa se prepara de toda la vida....a base de tenedor e incluso con bonito enlatado.
Pero el cabracho si que tiene un sabor especial y tristemente he comprobado que en la mayoría de los establecimientos te lo ponen industrial, se ve la poca importancia que dan a los entrantes fríos.
Un besito

mamilu dijo...

Ummmbuscaba una receta así, tengo un mero y provaré con el ...a ver si me salgo!!!Besos.

Elena Garcia dijo...

Llevo muchísimo tiempo intentando hacerlo, pero me daba miedo. Ahora viendo tu receta me parece sencillo, probaré a ver que tal me sale. Un saludo.

admin dijo...

a mi me encanta esta receta es una forma diferente de comer pescado aunque yo suelo hacerla mezclando el cabracho con la merluza para suavizar el sabor