ENSALADA DE AGUACATE Y LANGOSTINOS CON SALSA CÓCTEL


Ahora que empieza el buen tiempo, siempre se agradece una ensalada fresquita como entrante. Ésta es la típica ensalada cóctel con la que siempre quedas bien con tus invitados. Queda muy vistosa y tiene un sabor suave y refrescante.

La preparé el sábado para una comida informal. Gustó mucho a todo el mundo..... a pesar de que algunos de ellos son reticentes al aguacate ....y a los platos un poco novedosos fuera de la cocina tradicional.

Aunque alguno pensaba traerse el bocadillo por si acaso....al final se han ofrecido como conejillos de indias para probar mis recetas. O sea que con esta ensalada...el éxito está asegurado.

Ingredientes:
Para 6 personas
3 aguacates
2 manzanas
lechuga
1 kg. de langostinos cocidos

Para la salsa cóctel:

Mayonesa (un bote de 250 gr.)
Ketchup
Zumo de 1/2 naranja
Unas gotas de vinagre
1 cucharada de coñac (vale también whisky o Cointreau)

Elaboración:
Lo primero es elaborar la salsa para tenerla lista y que no se te oxiden la manzana y el aguacate mientras la preparas.

Poner en un recipiente la mayonesa que os guste (yo utilicé un tarro de 250 gr. de Ligeresa). Añadir unas 3 cucharadas de ketchup ( a vuestro gusto...vais probándola). Mezclar bien y añadir el zumo de 1/2 naranja, unas gotas de vinagre y una cucharada del licor escogido.

Aquí la medida es una orientación. Vais probando la salsa hasta que esté a vuestro gusto, A unos nos gusta con más sabor a vinagre, menos ketchup.....en fin. 

Tener en cuenta que al mezclarlo con los otros ingredientes se suaviza más.

Meterla en el frigorífico para que esté bien fría mientras elaboráis el resto (podéis meterla en el congelador un ratito).

Cortar la lechuga en trozos pequeñitos con el cuchillo. Yo usé un poco menos de media lechuga. Podéis usar la lechuga que más os guste, o un mix de esos envasados y lavados que son muy cómodos. La que mejor aguanta de aspecto es la iceberg.

Reservar unos langostinos enteros para adornar al final (yo reservé 6).

Poner la lechuga en un bol e ir añadiendo los langostinos pelados y cortados en trocitos, las manzanas peladas y cortadas también en cuadraditos y los aguacates (reservar también medio aguacate para el adorno, rociado con unas gotas de limón para que no se oxide).

Finalmente, añadir la salsa y mezclarlo todo bien. Guardarlo en el frigo todo hasta que lo vayas a servir.

Ponerlo en una bandeja a la hora de comer y adornar con los langostinos y el aguacate reservados. 

Notas: Éste cóctel se suele servir en copas individuales pero yo por comodidad lo puse todo en una fuente para tenerlo ya listo a la hora de comer. También queda ideal amoldándola en los platos con unos aros de servir individuales, pero, si sois muchos, a última hora se acumula el trabajo....

Tenía intención de poner también por encima unas nueces picadas para darle el toque crujiente pero se me olvidó.......También se me olvidó poner unos hilos de crema de balsámico (vinagre de módena tipo caramelo que está muy bueno).....las prisas de última hora... Al final llevé el bote para la mesa y todos echamos un poco en nuestro plato. Todos coincidimos en que le queda muy bien.

Podéis abaratar la receta sustituyendo los langostinos por gambas, o incluso por palitos de cangrejo y también queda muy rica.