SARDINAS en VINAGRETA de JALAPEÑOS


Un aperitivo que me encanta y no cuesta nada hacerlo (si obviamos el trabajo de limpiar las sardinas, claro). Tiene la ventaja de que lo puedes hacer el día anterior y aguanta hasta dos o tres semanas en perfecto estado.

Para los amantes de los boquerones en vinagre, esta es otra opción más fácil de encontrar en el mercado, al menos aquí en mi ciudad, muy fácil de elaborar y con el que alegrarás el aperitivo de cualquier comida.

Como siempre, las cantidades de los aliños son orientativos, ya que depende un poco de vuestro gusto y tolerancia al picante/vinagre. Tenéis que ir adaptándolo a vuestro gusto.

Las sardinas son bastante fáciles de limpiar, aunque si tenéis un pescadero de confianza que os lo haga pues ya sería lo más.

Si no sabéis como hacerlo, en YouTube tenéis vídeos que os lo muestran.

Ingredientes:
  • 1/2 kilo de sardinas limpias y sin espinas
  • 50 ml. de vinagre
  • 50 ml. de zumo de cítricos (los que queráis, yo he usado lima y naranja)
  • chile o guindilla (opcional)
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Jalapeños en conserva (o frescos)
Elaboración:

- Si no nos han limpiado las sardinas, las limpiamos y les quitamos las espinas y las vamos poniendo en agua con hielo para desangrarlas.

- Las escurrimos bien sobre un paño o papel de cocina, las espolvoreamos con sal y las vamos colocando en un recipiente amplio con la piel hacia arriba. 

- Mezclamos el vinagre y el zumo de cítricos y lo echamos sobre las sardinas para ponerlas a marinar. Podéis añadir al marinado algo de chile o guindilla también si os gusta mucho el picante.

- Tapamos con papel film y las dejamos reposando en el frigo entre 45 y 60 minutos, dependiendo del tamaño.

Las mías eran pequeñas y 45 minutos fueron suficientes. Os muestro como han quedado para que no las tengáis marinando horas, que no es necesario:



- Una vez marinadas, escurrimos de nuevo sobre un trapo o papel y las colocamos en el recipiente con tapa escogido para guardarlas (yo en un tupper).

- Hacemos un aliño con aceite de oliva virgen extra, jalapeños picados y un poco del jugo de la conserva de los jalapeños (vamos probando a nuestro gusto). 

Yo puse unos 100 ml. de aceite y unos 30 ml. del jugo de jalapeños. Si usas jalapeños frescos, pues hay que usar vinagre para hacer la vinagreta.

- Cubrir las sardinas con la vinagreta. Si os quedáis cortos, añadir algo más de aceite para que todos los filetes queden cubiertos.

Guardar tapados en el frigorífico hasta su consumo.



Yo he hecho este marinado con cítricos pero se pueden hacer también solo con agua, vinagre y sal. O en salazón, con sal gorda, alternando capas de sal y de sardinas y dejando reposar también 45-60 minutos. Luego se lavan, se escurren bien y se cubren de aceite.

Podéis servirlas tal cual, aliñadas con la vinagreta, o en brochetas con otros ingredientes tipo gilda, en tostas, o como veis en la foto de arriba, con un poco de guacamole, que están muy buenas.




¡ Espero que os gusten !






6 comentarios:

lolines dijo...

que apetecibles y con su punto de picante

Pamela dijo...

Pero que facilitas de hacer y realmente me encantan Loly! Me lo anoto, aunque aquí no me es fácil conseguir sardinas, pero ya llegarán y caerán en mis manos! Besitos

CAROLINA dijo...

Me ha encantado esta receta!!
En mi casa los boquerones en vinagre se comen por kilos, no tienen fin, les encanta, asi que esta receta seguro, seguro que les gusta.

Manoli Diaz dijo...

Que receta más deliciosa Loly, en casa nos encantan los boquerones y estas sardinas tienen pinta de ser magníficas, la pinta es tremenda.
Un besito y feliz semana.

ridente dijo...

Estupenda propuesta Loly, ya sabes que me encanta el pescado azul así que tomo buena nota de esta receta para prepararla en alguna oportunidad.

Bicos guapa.

MOlaSS dijo...

Vaya delicia, Loly! En una mezcla brutal. Bravo!

Beso gordo.