CARBAYONES


Sin duda, el dulce más representativo de Oviedo (Asturias). 

Ideado por el maestro del mítico obrador de Oviedo Camilo de Blas para la Feria Internacional de Muestras de Gijón de 1924, debe su nombre al gentilicio popular de los ovetenses.....y, obviamente, no podía faltar en mi blog.

Se trata de un delicioso y contundente pastel de almendra y crema de yema, bañado con una capa de azúcar y con una base de hojaldre.

Los elaboran en todas las confiterías de Oviedo, pero, sin duda, ninguno es tan exquisito como el de Camilo de Blas, que elabora uno de los mejores hojaldres de la ciudad, ni siquiera estos ;-).

Lo más difícil es conseguir los moldes, pero podéis usar cualquier molde...incluso se me ha pasado por la cabeza hacer una tarta mega-carbayón para ahorrarme trabajo jajaja!

Yo he conseguido apenas 6 moldes para ser lo más fiel posible, pero ahora ya sé como conseguirlos si alguien tiene especial interés (contactarme por mail).


La elaboración es sencilla, solo requiere un poco de paciencia para el acabado, así que vamos a ello.

Ingredientes:

Para 6 carbayones.
  • 1 plancha de hojaldre
  • 125 gramos de almendra marcona molida
  • 125 gramos de azúcar
  • 1 huevo grande, separadas yema y clara
  • pizca de ralladura de limón
  • chorrito de jerez dulce
  • mantequilla para untar los moldes

Crema de yema:
  • 4 yemas
  • mismo peso de azúcar
  • mismo peso de agua

Glasa de azúcar:
  • 4 cucharadas de azúcar glas
  • unas gotas de zumo de limón
  • una o dos cucharadas de agua

Elaboración:

- Mezclar en un cuenco la harina de almendra, el azúcar y la yema del huevo. 

- Añadir la ralladura de limón y un chorrito de jerez dulce (unos 30 ml.) y mezclar todo bien.

- Batir un poco la clara, a mano, no es necesario montarla del todo, solo hasta que blanquee un poco y añadirla a la pasta de almendra con movimientos envolventes con una espátula.

- Precalentar el horno a 200º.

- Untar los moldes con mantequilla, con cuidado de que queden las hendiduras bien untadas, utilizad los dedos, es lo más fácil, las manos bien lavadas...se entiende :-)

- Forrar los moldes con la masa de hojaldre bien estirada con un rodillo, para que quede fina, cortada en trozos del tamaño un poco mayor del molde y recortando lo que sobre.

- Rellenar con la pasta de almendra, bajar la temperatura del horno a 180º y hornear hasta que estén bien dorados (unos 25-30 minutos).

Yo los pongo en la parte más baja del horno, con calor solo por abajo, porque sino, el hojaldre no queda bien doradito y se hacen muy rápido por arriba. 

Aún así he tenido que utilizar el truco de taparlos con papel de aluminio para que no se quemen por arriba.

No os preocupe que se doren demasiado, es preferible a que queden mal cocidos, y con los baños de yema y azúcar no se nota y quedan más ricos.


Ponerlos a enfriar un poco sobre una rejilla y desmoldar. Con estos moldes de lata es muy sencillo porque puedes abrirlos un poco y salen perfectos.

Mientras enfrían, preparamos la crema de yema:

- En un cuenco ponemos las yemas y las batimos un poco.

- En un cazo, elaboramos un almíbar a punto de hebra (durante unos 6 minutos), con el mismo peso de agua y azúcar que el de las yemas (70 gr. de yemas, 70 gr. de agua, 70 gr. de azúcar en mi caso).

- Preparamos otra olla para el baño de maría de la crema, pues es una crema que se agarra con muchísima facilidad.

- Pasado este tiempo, separamos el almíbar del fuego, dejamos templar un poco y vertemos sobre las yemas en hilo, batiendo constantemente para que no cuajen las yemas.

- Ponemos esta crema al baño de maría, removiendo de nuevo constantemente hasta que espese. Debe quedar como unas natillas espesas, al remover se debe ver el fondo del recipiente. La mía quedó quizás un poco líquida. Dejamos templar un poco la crema y espesará un poco más.



- Cubrimos cada pastel con una capa generosa de crema con la ayuda de una cuchara, cubriendo lo mejor posible toda la almendra.


Si chorrea un poco tampoco os desesperéis, los auténticos también vienen así.

- Esperamos a que enfríe bien esta capa antes de glasear. Esto es muy importante. Yo los metí en la nevera dos horas.

- Una vez bien fría la capa de yema, preparamos una glasa. En un cuenco ponemos azúcar glas, unas 4 cucharadas, unas 3 o 4 gotas de zumo de limón y vamos añadiendo poco a poco cucharaditas de agua hasta obtener la consistencia deseada, que no será ni muy líquida ni muy espesa.

- Cubrimos con mucho cuidado cada pastel con una capa de glasa, procurando tapar toda la capa de yema y dejamos de nuevo secar bien, mejor de un día para otro.

Esta capa de azúcar protege todo el pastel y hace que los carbayones se conserven bien durante bastantes días.

Y este es el corte....ñam!





¡ Espero que os guste !

16 comentarios:

Carmela (Sunflower) dijo...

Me he quedado prendada de ellos desde que te los vi en el fb, lucen tan ricos, me llevo uno con permiso. Besos.

kesito dijo...

Ay omá!!!!! Manda unos pocos pá Málaga por dios, que se me ha saltado la hiél.....
Intentaré hacerlos pero no creo que me salgan así de bonitos!!!
Gracias por la receta encanto!!!
Muuuac

Guisandome la vida, Carmen Albo dijo...

Loly, con lo que me gustan los Carbayones, y tú vas, Y nos pones la tentación en casa!!

Y además, bien fácil y muy bien explicado. Imposible resistirse!!

Encarnita dijo...

Me encantan ,y te quedaron genial.
Yo tambien los hago alguna vez como no tengo los moldes los hice redondos.besinos

Pamela dijo...

Se ven demasiado apetitosos Loly querida, ya me llamaron la atención en FB y claro que leyendo la receta ya me he convencido de que estos dulces valen mucho la pena, es que la almendra a mi me pierde! Esos moldecitos aqui también los consigo.Gracias por la historia y la receta! Besitos

Rosilet {Sugg-r} dijo...

hija mía babeando estoy! estas cositas con almendras me pierden y ya con crema de yema y glaseadas, vamos,que casi mejor ir a Oviedo {o a tu casa} a probarlas!! que noooooo, que seguro que cualquier día de estos caen!!
divinas, mi Loly!
un besote!

Calohe dijo...

Sencillamente espectaculares!
Gracias por compartirlos!
Me llevo la receta a mis libretas...
Besotes y buena semana!

CHARO dijo...

no los he probado, pero viendo cómo te han quedado y lo que llevan no dudo de lo exquisitos que tienen que estar

Sildan Eugenia dijo...

Espectacular la receta.. me encantaría saber donde conseguir los moldes..

Felicidades por tu blog

Loly Llano dijo...


Sildan en Oviedo hay una tienda en la avenida de Colón nº17, que te los encarga si quieres, creo que son 5 euros media docena. Comercial Prado se llama. Allí no los suele tener. Se ve que no se venden mucho.

En tiendas de suministros de hostelería igual te los encargan en cualquier otra de tu zona. No se donde vives :-)

bego dijo...

No tengo palabras! una pasada Loly!
Estoy deseando hacerlos.
Un beso

Bego R dijo...

Ya estoy aqui , me había perdido la receta al tener el pc estropeado , pero en cuanto la he visto en el face, no me he podido resistir sin venir a admirarlos en todo su esplendor .....Te han quedado perfectos , vaya lujazo Loly !
Tengo que animarme a prepararlos, pero ya los dejaré para el otoño .
La receta que tenía era de los fascículos de confiteros, no se si será igual , de cualquier forma me llevo la tuya y pruebo ;)
Besinos a montón pecadoraaaaaaaa.

Cata dijo...

Loly, Me encantan tus recetas y sugerencias. Excelente blog, felicitaciones!!

Soy Cata tengo el blog: Recetas de Bizcochos los invito a conocerlo, ya que una rica Receta de Bizcocho, facil de hacer es muy util.

Espero te guste el blog de Recetas de Bizcochos, te parezca util y puedas recomendarlo a tus seguidores.

Desde ya gracias.
Saludos Cata

Teresa dijo...

Mi Loly como es posible que no te siguiera, creía que sí, pero ya está solucionado!! Venía a por el bizcocho de zanahoria, pero este también me encanta, lo probaré!!
Besotes grandesss!!!

El pucherete de Mari dijo...

Loly espectaculares, llevo tiempo detrás d esta receta, ahora q estoy de vacaciones no tengo excusa para hacerlas.
Un beso enorme y me quedo por tu blog

Chary Serrano dijo...

¡¡que riiiicos!! Me apunto la receta.


micocinayotrascosas.com