DULCE DE TOMATE.....la receta inesperada



Esta receta fue toda una agradable sorpresa para mí. 

Recientemente nos han regalado tomates de la huerta gallega, naturales y ecológicos y no quería que se perdieran, así que me dispuse a hacer una receta que hace tiempo tenía ganas de probar: mermelada de tomate.

Para mi sorpresa, lo que me salió fue un dulce como el de membrillo pero con el sabor final del tomate, buenísimo para acompañar el queso o solo con una tostada.....os sorprenderá lo rico que está.

Lo que iba a calificar de fracaso culinario se ha convertido en una estupenda receta ................así es la cocina, si quisiera hacer el dulce me saldría la mermelada, estoy segura.



Ingredientes:

tomates
azúcar blanco y moreno (mitad y mitad)
zumo de limón

Elaboración:

Se escaldan los tomates para pelarlos, en agua hirviendo con un corte en cruz. Luego se estrujan con la mano para quitarles el exceso de agua y las pepitas.

La pulpa resultante se pesa (200 gr. en mi caso) y se pica bien con el cuchillo, eliminado si puedes las pepitas que queden por ahí (alguna se cuela siempre pero no importa). Quitar también las partes más duras cercanas al tallo.

En la pota donde lo vayas a cocer, pones la pulpa y la mitad de su peso en azúcar (a partes iguales azúcar blanco y moreno, 50 gr. de cada una en mi caso).

Añadir el zumo de medio limón (para esta cantidad, si son 500 gr. de pulpa, el limón entero) y dejarlo reposar una media hora.

Poner a fuego fuerte hasta que hierva como la leche (se hace una espuma), luego bajar el fuego y dejarlo ir cociendo a fuego lento hasta obtener la textura deseada.

Cuando esté brillante y sin exceso de agua pasarlo a un recipiente y dejarlo enfriar.

Si os queda suelto, tenéis una mermelada exquisita que podéis cocer al baño de maría en un tarro de cristal y se conserva durante meses al vacío.

Si os sale dulce de tomate como me pasó a mí, aguanta en la nevera también mucho tiempo y está buenísimo.







Como es la primera vez que lo hago, no sé porque me quedó así. Igual depende del tipo de tomate o del tiempo de cocción supongo.

La elaboré como cualquier otra mermelada aunque consulté las recetas de JaviRecetas y La Casita Verde por si había algo que tener en cuenta y me guié por ellas.

Yo puse la mitad del peso en azúcar como hago con el membrillo.

Tampoco miré el tiempo de cocción. Me fui un rato y cuando volví a mirarlos estaba ya todo reducido, no creo que pasaran ni 20 minutos. Era muy poca cantidad. 

Me salió como el doble de lo que veis en la foto nada más, pero lo repetiré.....me encantó y os lo recomiendo encarecidamente.






 

6 comentarios:

Conchi llano dijo...

Ese dulce tiene una pinta buenísima (se ve exquisito), a mi me recuerda a la mermelada de fresa de hero. que rico debe de estar, lo tengo que probar!

Loly dijo...

Está buenísimo, Conchi, pero el sabor es más como el del membrillo.

Isabel - Frabisa dijo...

Holaaaaaaaa, Loly!!!

¿De Coruña como yo? qué bueeeeeno, encantada de conocerte.

Te digo que a mí también me gusta muchísimo la mermelada de tomate casera y también la hago de cuando en vez porque me gusta acompañar ciertos platos salados con ella, es un contrapunto fantástico.

biquiños y enhorabuena por el blog

Loly dijo...

Graciaaaaaaaaaas Isabel......encantada de que me hayas visitado. Un honor para mí. Un bico también para tí.

DORIS dijo...

Es una mermelada estupenda... y queda muy rica con salados y queso, te felicito, un besito de Doris... nos vemos.

Anónimo dijo...

hola, yo hago la mermelada en casa desde siempre ( me enseño la receta mi yaya ) pero la hacemos con tometes de los gordos que sale mas mermelada los de la foto son tomates de pera y esos tienen menos carne, un saludo desde extremadura