PASTEL de MEJILLONES y BERBERECHOS con PESTO de PIÑONES y LECHUGA de MAR


Un delicioso entrante para cualquier ocasión, bueno, bonito y barato. Y además, fácil, rápido y que se puede preparar con antelación.

El pastel os sorprenderá por su delicado sabor y con el pesto de piñones y algas se convierte en una exquisitez con la que triunfarás en cualquier ocasión, ya sea en una comida informal o en una fecha especial como las que se aproximan.


La receta es adaptada de un curso de cocina con algas que hice ya hace tiempo con Chechu Rey en el Aula de Cocina Portomuiños.

En el curso, en lugar de berberechos utilizamos una lata de erizos de mar de la casa, espectacular!, pero ahora no los tenía a mano y la he sustituido por berberechos, ha quedado estupendo igualmente.

Podéis usar por supuesto mejillones, berberechos o erizos frescos, pero por comodidad, y dadas las estupendas conservas que tenemos ahora en el mercado, no dudéis en usar las latas, no os defraudará.

Eso sí, estiraos un poco y comprad unas buenas conservas, ya que el plato en conjunto resulta muy económico y cunde mucho.

Ingredientes:

Para el pastel (molde de 21x10 aprox., unas 12 raciones):
  • 1 lata de mejillones al natural (escurridos, sin el líquido)*
  • 1 lata de berberechos al natural (escurridos)*
  • 250 ml. de leche entera
  • 250 ml. de nata 35% m.g.
  • 2 huevos + 2 yemas
  • 2 rebanadas de pan de molde sin corteza picadas
  • sal y pimienta
* latas medianas, de unos 70-80 gr. peso escurrido.

Para el pesto:
  • 40 gr. de aceite de oliva virgen extra
  • 100 gr. de piñones tostados
  • 30 gr. de lechuga de mar
  • Tostas o crackers 

Elaboración:

Nada más fácil.

- Precalentar el horno a 180º, calor arriba y abajo y con aire si tenéis.

- Triturar todos los ingredientes del pastel en una batidora o robot de cocina. Probar la mezcla y rectificar de sal y pimienta.

- Untar un molde con mantequilla, verter la mezcla, tapar con un papel de aluminio y poner en el horno al baño de maría, introduciendo el molde en una bandeja con agua, en la parte baja del horno, a 180º durante unos 35 minutos aproximadamente.

- Comprobar cocción y retirar del horno. No tiene que quedar muy duro, más bien blandito por el centro, al enfriar quedará perfecto. Dejar enfriar completamente antes de desmoldar. Podéis reservarlo en el frigorífico hasta su consumo.




La textura es increíble, suave y delicioso. Que no se os pase de cocción, aunque quede un poco menos cocido por el centro, como me pasó a mí está delicioso, aunque lo ideal, claro, es que quede cocido entero, sobre todo si no lo vais a consumir el mismo día.

Para estas cantidades, como mucho 40 minutos de cocción, aunque como siempre, depende de cada horno. Probar con un cuchillo o brocheta y cuando salga casi seco ya está. No es necesario que salga completamente seco.


- Para el pesto, hidratamos las algas en agua fría durante unos 10 minutos. Son unos 30 gr. ya hidratadas, un puñadito de algas secas. Un poco a ojo.

- Escurrimos bien estrujándolas con la mano y trituramos junto con los piñones tostados y el aceite, con batidora o en un mortero. Probamos y rectificamos también de sal a nuestro gusto. Si os resulta muy difícil triturarlas añadimos un poco más de aceite.


Servir acompañado de tostas, crackers o, como yo, en este caso con pan de molde tostado, aplastando las rebanadas con un rodillo de cocina para que queden más finas.


El pesto de algas es un puntazo con este pastel, y está para comerlo a cucharadas. No dejéis de hacerlo, a todo el mundo le encanta y no resulta para nada un sabor fuerte a algas. 

Las algas deshidratadas no tienen sal y son de un sabor muy delicado, tu pones la fuerza a tu gusto con la sal. Y en concreto, la lechuga de mar es de las más suaves.


¡ Espero que os guste !







8 comentarios:

mar dijo...

hola preciosa, se lo he enseñado a mi madre y lo vamos a preparar, nos ha encantado :) la lechuga de mar qué es y dónde la compro? no meha quedado muy claro. Besazos

bego dijo...

Ay qué bien lo pasé en ese curso!!! Ya no me acordaba de la receta, yo la hice al poco tiempo y me encantó!
Felices fiestas!!
Un beso

Bikísimas dijo...

Me lo apunto para estas fiestas !!!!

Pamela dijo...

Mi querida Loly! Es que no sabes lo bien que me viene esta receta para las fiestas, tengo unos comensales que sólo comen mariscos y pescados, así que para ellos será esta delicia, y bueno, para todos, que a mi también me encantan. Tengo una sola duda, es que aquí hay dos tamaños de latas de mariscos, las pequeñas son como llenar apenas una taza de café chica, en cambio las grandes son como para dos tazas grandes ¿cuál me servirá?, bueno si no, voy viendo según la textura. besitos

Loly Llano dijo...

Pamela, estas son de unos 80gr. peso escurrido. De paso me acabas de recordar que no puse que va sin el liquido ...voy a corregirlo ! Gracias !

Pilar - Lechuza dijo...

Soy fan total de este tipo de pasteles. Me lo apunto para sorprender a uno que yo me sé ;). un bico

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Es una buena manera de incorporar las algas en nuestros platos, han de darle muy buen sabor. Con latas da menos pereza hacerlo.
Hoy he subido a mi blog una receta tuya, la de los dulces de mandarina, gracias.
Besos.

igloo cooking dijo...

Hola guapisíiiima, FELIZ 2015!!!! QUE DELICIA, como me gustan tus recetas con algas! Un besazo! Nieves IGLOO COOKING