SOPAS DE CABALO CANSADO (Sopas de burro cansado, sopas de viño)



Una recetina hoy en memoria de nuestros queridos padres y abuelos.

Hablando un día de estos con mi amiga Conchi de Casa Alongos (Melide) y sabedora ella de mi afición por rescatar recetas tradicionales me invitó a hacer esta receta que su abuela preparaba cuando eran niños.

He intentado buscar información por la red, pero no he encontrado mucha. Al final mi conclusión es que se hacía antigüamente con el pan que tuvieran a mano atrasado y con el vino tinto de la zona.

He encontrado referencias también en Portugal (sopas de cavalo cansado) y algún amigo me ha contado que se fríe el pan a modo de torrija.

Conchi me cuenta que ellos lo hacían con pan de centeno, vino tinto, canela y azúcar, reduciéndolo al fuego hasta obtener una consistencia espesa y con pan de fermento, sin levadura.

Según la receta de Cunqueiro, se hacía con el pan de maíz caliente, recién horneado, con vino tinto caíño (una variedad de uva) y mucho azúcar, o con el pan frío, calentando la "cunca" de vino en el horno.

Yo no recuerdo haberlo tomado nunca, pero mi madre me cuenta que ellos también lo hacían como cuenta Cunqueiro, con el pan recién horneado bien caliente (en este caso de trigo), azúcar por encima y regado con el vino frío.

Así que yo he hecho mi propia versión con las indicaciones de Conchi y el pan que tenía a mano, pan de trigo oscuro atrasado y un ribeiro tinto. También queda muy bien con un barrantes de esos que tiñen la lengua :-)

Quiero dedicar esta receta a la madre de Conchi, Benilde Mozo y a su abuela, Benilde Mozo también. Desgraciadamente, su madre hace años que ya no está y su abuela, con alzheimer, no nos puede ayudar con la receta, así que, he hecho lo que he podido. 

También a mi madre y abuela y a todas las madres y abuelas del mundo que hacían esta receta para calentar y dar fuerza a sus seres queridos.



Ingredientes:

Una botella de vino tinto, a ser posible bien oscuro.
6 cucharadas de azúcar (o más si lo queréis más dulce)
1 ramita de canela (opcional).
1 trozo de pan atrasado, de maíz, de centeno, de trigo....

Elaboración:

Reducir el vino con el azúcar y la rama de canela hasta obtener la consistencia deseada, probando el dulzor por si queremos añadir más azúcar. Yo lo tuve casi media hora a fuego medio, reduciéndolo a la mitad.

Desmigar el pan con las manos en un recipiente y verter el vino reducido caliente, pasándolo por un colador si lleva la canela, sobre la miga de pan.

Dejar que se empape bien todo el pan y consumir antes de que enfríe.



A mí me gustó mas una vez estaba frío, pero lo suyo era tomarlo caliente en invierno para entrar en calor y tener un buen aporte de energía en el frío invierno.

Me cuentan que también lo tomaban los niños y los que lo recuerdan, hablan de esta receta con mucha nostalgia.

Con todos los aromas artificiales que hay hoy en día, no sé si esto les gustará mucho a los niños, pues el vino tiene un consistente sabor. Pero me imagino que en aquellos tiempos en los que no había apenas chuches al alcance de cualquiera, esto tenía que ser una delicia y así me lo confirman los que la recuerdan.

Espero que os guste, y si alguien más sabe de las variantes de esta receta, me encantaría conocerla y ver más sopas de estas publicadas.











41 comentarios:

Fani Sixto dijo...

Sopa de cabalo!! Qué sorpresa! En mi familia también se suele elaborar, sobre todo por parte de mi abuela y en días invernales como éstos.
Nosotros la hacemos siguiendo al gran Cunqueiro pero tu versión tiene una pinta magnífica!
Un besiño!!

Ruth Bermo dijo...

¡qué guay! Que esto me toca la fibra sensible! :D

kesito dijo...

Pongo la mano al fuego que está buenísimo... ¡¡Queeee color mas maravilloso.
Lástima que más de una receta se queda en el olvido. Nuestras abuelas si que eran unas verdaderas chef!!!
Muchas gracias por intentar recuperar estas maravillas Loli.

Marta Dolce far Niente dijo...

Esto es nuevo para mi ! Que original ! Tengo que probarlo y además mirar el libro porque tiene tantas recetas que me pierde ! Genial presentación guapa !

Conchi llano dijo...

Madre mía!!!...sí que lo hacía mamá cuando cocía el pan...con el pan recién salido del horno....aunque yo no recuerdo haberlo comido...tu y yo éramos muy peques y seguro no nos dejaban tomar el vino jajajajaj!!! Recuerdo perfectamente el ritual, cuántos recuerdos!! <3

Cris dijo...

Soy Portuguesa y mi madre hace el pan de maiz en el horno de leña.Nosotros hacemos las sopas de cabalo cansado ou sopas de viño con ele pan en trocitos,viño tinto y açucar.Lo ponemos a calentar en el horno y es una delicia!!no lo hacemos a menudo sino pufff... nos poniamos malitos del higafo e de la cabeza...lol

marijose dijo...

Si las conozco Loly, como gallega que soy en mi casa mi madre hacia esas sopas aveces pero en mi vida las he probado ni tengo pensado, no bebo vino y solo pensar en mojar pan en el es que me da repelus¡¡¡¡, pero ellos dicen estan muy buenas y antiguamente cuando se araban los campos con bueyes dicen se las dabanj alos animales para que cojieran fuerza, pero yo creo que mas que fuerza lo que les calentaba era la cabeza¡¡ jajaj, un bico

Mi toque en la cocina dijo...

Tiene una pinta deliciosa. No conocía esta sopa así que me apunto la receta.
Un besito desde Las Palmas.

Bego dijo...

Jo Loly qué pinta! yo no las probé nunca pero sí que oí hablar de ellas.
Me encanta esta receta
Un beso

roski dijo...

Conozco padres de mis amigas que las toman.............un bico

Caty dijo...

Totalmente con la boca abierta, me parece una receta sorprendente y como tú bien dices sin muchas referencias, me gustan estas recetas rescatadas de aquellos tiempos.
Besitos

Encarnita dijo...

Yo no soy de tomar vino,pero recuerdo que en mi casa en invierno tomaban vino caliente y en el mojaban pan.besinos

KRIS dijo...

Desconocida para mí totalmente esta receta.
Seguramente como bien dices, para nuestros niños esto no sea de su agrado pero ... para nuestro antepasados fuera un manjar.

Besotes

Ana y Blanca dijo...

Es que antes se iba en burro o en caballo, pero si ahora te para la guardia civil y te hacen soplar a ver como les explicas que solo te has tomado una sopa...
JUEGO DE SABORES

LA COCINERA DE BETULO dijo...

No conocía estas sopas, pero seguro que están ricas, aunque quizás como dices tú bien fresquitas.
Besos.

Mayte dijo...

Que cosa más rica!!! Me ha encantado, nunca, nunca había escuchado sobre esta receta, original para mi e irresistible.

Un beso grande!

Encar's Bakery dijo...

Bueno, bueno, Loly, ¡había que darte un premio por tanta investigación! Me encanta el trabajo que haces al recuperar todas estas recetas fantásticas de nuestros ancestros. La de hoy me suena muy norteña, no conocía ésta exactamente, aunque sí me sonaba algún plato preparado así. Me ha gustado mucho!

Besos

Tuonela dijo...

Qué bonita entrada, a mí también me gusta recoger recetas de antaño y jamás había visto nada parecido, España es un país tan grande y con tan distintas tradiciones... me ha encantado :)

Un besote.

mar dijo...

pues fijate que yo no lo conocia de nada este plato, asi es la ignorancia, me ha gustado eh, ojo :) un besuco

Anónimo dijo...

Hola, en mi casa se hacen con "bolicos" y están muy buenos!

Mary dijo...

Sí Loly, yo he oido hablar varias veces a mi padre que de niños les daban estas sopas de pan y vino tinto de la casa, figúrate lo bien que debían dormir de noche las criaturas y los "papos" coloradotes que se les debían poner, ja, ja...
El caso es que tienen buena pinta, habrá que probar, que yo de niña nada ( sólo el corazón...)

Bego dijo...

Nunca lo había oído Loly .....Le pregunté a mi madre pero tampoco las conocía.
Hay que rescatar estas recetas de antaño porque siempre resultan ser tesoros, asi que gracias por compartirla y explicarnos un poco su procedencia. El nombre es de lo mas curioso verdad ?.....
Besinos guapa mia.

fresaypimienta dijo...

Loly no conocía esta receta, y me gusta que la hayas compartido porque mi abuelo sí que me hablaba de ella! un besito guapa

Viví Taboada dijo...

Ohhhh! como le gusta a mi marido esto! y hace tanto que no se lo hago, gracias por recordarmelo, me gusta mucho tu blog y me quedo por aqui, bicos

Nechy dijo...

Una sopa que no había visto nunca, dee ser porque en mi zona no se conoce, pero me la apunto porque a mi padre le encantará seguro!!
Hola: he conocido tu blogg a través de Nenalinda, por la entrada que ha hecho de la quedada de bloggeros gallegos, y no me he podido resistir a entrar en todos!!
Con tu permiso me quedo por aquí a ver las recetas y me hago seguidora!!
Un besete y Feliz semana!!

Afri & Loli dijo...

Buah Loli,estas sopas me las daba a probar mi abuelo de pequeña ,me decía come filliña que así calientas el cuerpo por dentro,mi madre todavía moja el pan en el vino pero no hace las sopa
Ufff que recuerdos
bss
loli

NENALINDA dijo...

Espectacular tanto la receta como la presentacion estas son las recetas que mas me gustan tomo nota le he preguntado a mi madre y no recuerda estas sopas.
Mi madre hace asi el vino y luego se lo pone a las torrijas una vez estan echas pero siempre suele usar vino blanco.
Un dia de estos las hare para la merienda la llamo y asi las probamos juntas a ver si me quedan la mitad de bien que las tuyas.
No veas lo que me he reido cuando he visto que no fui la unica que confundi a Maria con Mosquis.
Bicos mil wapisimaaaaaaaaaa.

Juana y Tito dijo...

Este post no debería de comentártelo eh! ya sabes porqué ricitos! pero bueno, te perdono porque eres mi ídola, aunque a veces te aproveches de ello haciendo este tipo de maldades! jijijiji!!!
Te han quedado estupendas Lolyña! si las ve la rubia entonces si que se va pal piso, pero pal tuyo jajajajajaja!!!
Vas a flipar con la versión Bandullosincomplicaciones! telita marinera! :))))))))))))))

Besiños salseros de tu Wini que te quiere y que te adora!

Muacksssssssssss

M A Y dijo...

Una sopa muy original hoy en día claro, me quedo con tu permiso por aqui porque si sacas mas recetas de los abuelos, me gusta aprender lo que hacían ellos, ya que no pude disfrutar mucho de los mios.
Un beso!!

Labidú dijo...

Loly, en nuestra casa estas sopas no se hacían, pero si me viene a la memoria que en invierno calentaban vino y con azúcar. A mi tía le encantaba ponerle la boroña, a medida que lo iba tomando, lo bebía casi ferviendo, jeje. Gracias por publicar estas recetas, sabes que me encanta recuperar parte de nuestro pasado culinario. Besinos ( Por cierto, hoy pienso publicar el dulce, junto con otro de manzana)

Esther dijo...

Oh Loly me ha recordado mucho a mi abuelo que era fan total de estas sopas, así que para mi ha sido tu receta un recuerdo morriñoso que me ha encantado.
Besiños

Hilda dijo...

:O Maaadre mia...!!!

Te cuento: de niña estuve de visita en casa de mis tios (occidente asturiano, casi teniendo la provincia de Lugo a la vista) y al desayuno se tomaron "todos"... niños incluidos, sus rebanaditas de pan de hogaza con vino, así... tal cual...como sale de la bodega, con azúcar por encima.

Yo: con la boca abierta, claro (no me gustó el desayuno jajaja)... si hubieran hecho una reducción y añadido canela me hubiera chupado los dedos.

Hay recetas que no deberían perderse.
Besinos

Hilda dijo...

:O Maaadre mia...!!!

Te cuento: de niña estuve de visita en casa de mis tios (occidente asturiano, casi teniendo la provincia de Lugo a la vista) y al desayuno se tomaron "todos"... niños incluidos, sus rebanaditas de pan de hogaza con vino, así... tal cual...como sale de la bodega, con azúcar por encima.

Yo: con la boca abierta, claro (no me gustó el desayuno jajaja)... si hubieran hecho una reducción y añadido canela me hubiera chupado los dedos.

Hay recetas que no deberían perderse.
Besinos

Marta Valcarce o TravienlaCocina dijo...

Madre mía, que recuerdos!! Estas sopas son muy típicas en un pueblo orensano que hay cerca en la Sierra del Xures, Muíños se llama. Cuando estaba de universitaria una amiga de la carrera nos invitó a estas fiestas que se celebran en verano. Hacen competiciones de carros de bolas y el postre típico son lo que ellos llaman sopas de burro cansado, que precisamente es este postre tuyo!!
Allí las servían calientes y mezclando el vino con azúcar. Lo único que recuerdo es que con un solo plato cogías un colocón que ríete tú del peor licor café, jejeje...
Bikos!!

Mariluz dijo...

Pues al ver esta foto, me recuerda una receta q. nos hacía mi madre y q. nunca más volví a comer, ella le llamaba pan rallao y se podía hacer con vino blanco y vino tinto, tengo q. intentar hacerla a ver si me sale, creo que era en una sartén con mantequilla, echaba la miga de pan, azúcar y el vino y lo dejaba hacerse un ratín, estaba buenísimo!!!

Loly Llano dijo...

Pues eso tiene que estar también buenísimo Mariluz :-)

Delfin dijo...

La fiesta de "Sopas de burro canso" se celebran el 2º fin de semana de agosto en Muiños (Ourense).

Mi bisabuelo, en las frías mañanas de invierno, hacía una variedad que puede impresionar a algun@s.

Atentos:

En una sartén ponía un trozo de "unto" (http://www.arecetas.com/glosario_gastronomico/unto.html), y la colocaba en el fuego hasta que se derretía. A continuación echaba vino tinto, azucar y pan, normalmente de maiz, y otra vez al fuego hasta que hervía y el pan ablandaba.

Las comía en la misma sartén y a continuación se iba a trabajar en el campo.

canela dijo...

Q recuerdos....si con ese pan te parecio exquisita...no te digo si lo haces con la torta calentita o los bolicos . He retrocedido 40 años atras y recorde q me lo hacia mi abuela cada vez q se cocia en casa, generalmente cada quince dias, sin canela, eso si...no la conociamos. No seyo como no me hice alcoholica jjeje...gracias por la receta!!!!y acuerdate de hacerla con una tortita caliente, igual q el vino tinto calentito.

Manuela pereira perez dijo...

sopas de burro cansado!!! mi madre todas las nochebuenas lo hacia en casa PARA MI PADRE!!!NO LE PODIAN FALTAR!!ahora como ya no puede tomar vino,pues ya dejo de prepararlas!!

Mari F dijo...

Acabas de traer a mi cabeza uno de los recuerdos más dulces de mi infancia. Mi abuela las preparaba con pan retrasado y vino frío (a veces rebajado con agua) con azúcar. Las preparaba para merendar y siempre nos daba unas poquitas. Era su forma de expresarnos cuanto nos quería. Y es que las abuelas son esos seres maravillosos que deberían ser eternos!!!

Loly Llano dijo...

Gracias Mari ❤️, qué bonito !!